06Ene 16

Noticias

5 Seconds of Summer: Dentro de la Vida Salvaje de la Banda Más Candente del Mundo

1035x1407-R1252_cover

Fuente: Rolling Stone
Visita la nota original aquí

Escucha Sounds Good, Feel Good mientras lees toda la experiencia

El sol de California está bajo en el cielo de Bel Air, pero en la casa de 5 Seconds of Summer, el día está por comenzar. Hay manchas de vino tinto sobre las tablas del suelo de la piscina en la cubierta del lado del cañón, con vistas al Chateau des Fleurs, una mansión de $ 100 millones de dólares que ha estado en el mercado desde que fue construida, y el Océano Pacífico a la distancia. La chimenea está rodeada de botellas de cerveza vacías. “Deben estar arriba pronto”, dice Zoë, la asistente Inglesa de la banda, que lee un libro mientras esperamos. De vez en cuando intenta enviar mensajes de texto a la banda en lugar de llamar a las puertas del dormitorio. Nadie responde.

Luke Hemmings, el galán líder de la banda australiana de pop, se pasea en la planta baja hacia la cocina, sin afeitar, vestido sólo con una camiseta y apretados calzoncillos boxer negros. Su melena rubia – la inspiración para una serie de tutoriales de pelo en YouTube – es un desastre despeinado. Esparce un poco de aguacate en pan tostado. “Perdón por estar en ropa interior”, murmura. “Tengo una tremenda cruda”. Se desliza de nuevo a su habitación.

Alrededor de las 5 p.m., el día comienza a moverse. El bajista Calum Hood – que tiene 19 años de edad, pero que todavía se ve como el jugador de fútbol de la escuela secundaria que era hace unos años – sale con un vaso de Coca-Cola, las uñas pintadas de negro, portando un sombrero de Billabong. “Permítanme ponerle un poco de bourbon a esto”, dice, volviendo a la cocina. El guitarrista Michael Clifford está vagando por el interior, pero Hood le está dando un gran rodeo. “Él todavía lo está sintiendo”, dice el bajista, encendiendo n cigarrillo Camel. Pero eventualmente, Clifford se materializa, vestido con una camisa totalmente desabrochada, pálido, pero más fresco de lo esperado. “¡Estoy jodidamente vivo!” dice. “Lo siento. Literalmente, me estaba muriendo hoy”

La noche de ayer, la banda actuó en los American Music Awards. “Una gran cantidad de gente falsa, que apesta”, dice Clifford. Hemmings quejándose, “Es sólo, como, Viners y personalidades de Internet, ese tipo de personas. ¡Eso me encabrona! ¿Por qué estás aquí?”

Después de su presentación, Clifford y Hemmings le cayeron a la fiesta de su amigo Nick Jonas, y luego le llegaron a una ofrecida por Justin Bieber en su bar favorito, The Nice Guy. No hablaron con Bieber – “Creo que nos odia”, dice Clifford – pero se la pasaron muy bien. “Fue jodidamente loco, la gente parada en las mesas y esa mierda”, continúa. “Probablemente no debería decir esto, pero él tuvo su álbum tocando sin parar, como por dos o tres horas”. Clifford terminó en Beverly Hills en la fiesta de la casa de Weeknd, que fue tan exclusiva que la zona de la piscina tenía su propio saca borrachos. El baterista Ashton Irwin – el miembro de más edad y quizás el más responsable de la banda – estuvo allí antes, pero se fue poco después de ser empujado contra una pared cuando Diddy y su gente fueron empujados hacia la entrada.

Bienvenidos a la vida de 5 Seconds of Summer, sin duda la banda más candente del mundo. Hace apenas unos años, eran compañeros de clase en los suburbios de las afueras de Sydney, posteando covers de Bieber y Bruno Mars en YouTube. Después 5SOS se conectaron y punkearon su aspecto, One Direction se los llevó en una gira de conciertos 63-fechas en el 2013; ahora son la primera banda en la historia en tener sus primeros dos álbumes debut en el número uno. El viaje épico de cuatro años ha sido inmortalizado en How Did We End Up Here?, un nuevo documental que traza el ascenso de 5SOS (pronunciado “CINCO salsas” –“5 Sauce” en inglés- por los fans) de webstreams a Wembley.

En este punto, su fama ha eclipsado la de sus ídolos del pop-punk Good Charlotte y Sum 41, pero 5SOS tienen un tipo completamente diferente de fama: Consiguen retweets a velocidades vertiginosas por parte de sus fans niñas-adolescentes (más de 13.000 por minuto); encabezan la lista de “los más rebloggeados” de Tumblr; son tema de la ficción de los fans, algunos de los cuales presentan sexo bondage y el travestismo. “Yo no leo esa mierda”, dice Hood. “Me asusta”. En Las Vegas, 60 fans fueron sorprendidos arrastrándose por las salidas de aire, del inmueble, para colarse en un concierto de 5SOS. “Los gritos es algo muy estresante, pero también una cosa impresionante”, dice Irwin.

En enero pasado, Capitol, el sello de la banda, pagó para que 5SOS se mudaran a la casa de Bel Air y para que escribieran su nuevo álbum durante tres meses. “Fue un maldito sueño hecho realidad”, dice Irwin. Pero la banda terminó antes. “Así que tuvimos fiestas todo el tiempo”, dice Hemmings. “Hemos tenido algunas fiestas bastante gradiosas a principios del año, y como que mejoraron y mejoraron. Con la última, la proporción fue enorme”.

Hace tres noches, Clifford organizó una fiesta por su cumpleaños número 20. 5SOS pidieron prestada una casa en Beverly Hills, pero fueron expulsados a la 1 am, por lo que dirigieron a todos de vuelta aquí. Cuando llegaron, 20 personas ya estaban esperando afuera. Los detalles son confusos, pero el resto de la noche incluyó fuego al aire libre, con Niall Horan de One Direction; un juego de Rock Band a las 6 de la mañana y también, muy probablemente, shots de vodka, natación y un fiesta dance de New Found Glory en la cocina. Clifford muestra con orgullo uno de sus regalos favoritos, que le dio Josh Dun, el baterista de la banda de Twenty One Pilots: un Fleshlight, un dispositivo con forma de linterna, con una vagina de plástico en un extremo (“El Masturbador masculino # 1,” se lee en el envases). “¿Nunca has usado uno de estos?” Clifford pregunta con una sonrisa.

5sos

Se sienta en la cocina, como el acicalado de la banda va a rociarse el cabello para una sesión de video del nuevo sencillo de esta noche, “Jet Black Heart”. Todo el mundo llama a Clifford el miembro más punk-rock de  5SOS – el Sid Vicious de la banda, si Vicious hubiese hecho el cover de “All Time Low” y Ed Sheeran. Él se tatuó unos aretes tachonados, su muñeca derecha está cubierta de pulseras negras, muchas regaladas por sus fans. Hoy su pelo es de color rojo; los fans están al pendiente de sus docenas de tintes en las listas en línea “, colores como el “hilo de hadas”, “el emo púrpura” y “algas marinas”. “Has sido mofeta, también”, dice Kelsey, el estilista. “He construido este personaje, al que ahora simplemente tengo que seguir tiñendo”, dice Clifford. “Y seamos sinceros, la mitad del pop punk es sólo el pelo.

5SOS está saliendo de un año que Hemmings llama “promo implacable”. Ellos valientemente imitaron sonidos de animales en la televisión sueca, y se les pidió que describieran su nuevo disco utilizando sólo emojis. Pero hay una pregunta que les molesta más: “¿Son ustedes una boy band?” Así los llamaron justo ayer por la noche, en una fiesta de la industria, cuando Hemmings fue presentado con un nuevo grupo. “Me dijeron: ‘Nosotros también estamos en una boy band”, dice. “Yo estaba como, ‘mejor me alejo ahora'”.

“El setenta y cinco por ciento de nuestra vida es demostrar que somos una banda de verdad”, dice Irwin. “Nos estamos volviendo buenos en eso ahora. No queremos ser sólo, como, para las chicas. Queremos ser para todo el mundo. Esa es la gran misión que tenemos. Yo ya estoy viendo algunos fans masculinos que comienzan a surgir y eso está bien. Si los Beatles y los Rolling Stones y todos esos tipos pueden hacerlo, nosotros también”.

Hay mucho trabajo por hacer. La banda anunció recientemente una gira de conciertos que empieza en febrero y durará, por lo menos, hasta el final del año. Después de pasar casi todos los días de los últimos cuatro años juntos, las tensiones son evidentes. “Algunas personas encajan un poco y algunas personas dicen cosas que normalmente no dirían”, dice Hood.

Clifford – quien sufre de depresión leve – parece estar teniendo el momento más difícil. Ha pasado muchos de los días de este año en el interior, jugando Call of Duty. Pero últimamente está golpeando duro a la ciudad. “Todo es cuestión de encontrar cosas que te hagan feliz”, dice Clifford. “Y para mí, esta semana, ha sido estar de fiesta”.

“¡No puedo creer que vamos al concierto de Good Charlotte esta noche! “, Dice Hemmings en un abarrotado restaurante de West Hollywood. Al otro lado de la mesa está John Feldman, uno de los productores y co-directores de 5 Seconds of Summer. Es el líder de Goldfinger, la banda de la era de ska-punk del Warped Tour que surgió a finales de los años noventa. Una de las puntuaciones mayores de Feldmann se produjo en 1999, cuando se utilizó la canción de Goldfinger “Superman” en un lugar destacado del videojuego Pro Skater de Tony Hawk.

Feldmann es un hombre amable y de rápido hablar, con traje y pelo rubio decolorado. Mira el menú italiano, pero se esfuerza por encontrar algo, ya que está a dieta. “Nueve días – sin gluten, sin cafeína, sin carbohidratos”, dice.

Desde que comenzó a trabajar con ellos en el 2013, Feldmann se ha convertido en el papá no oficial de la banda no. (Ellos fueron a su casa el Día de Acción de Gracias.) Ellos tienen un proyecto paralelo con él que se llama Wormstein, donde llevan máscaras de animales y recientemente filmaron un video de bajo presupuesto de un 30-segundos de duración con hardcore-punk original llamado “Donas”.

Escuchó por primera vez a 5SOS en Londres, mientras trabajaba con una banda australiana, las Verónicas, cuya cantante, Jessica Origliasso, era amiga de Clifford. “Nunca, en un millón de años, habría dicho que estarían en la portada de la revista Rolling Stone en dos años”, dice Feldmann. “Tenía tanta pinche gente diciendo que ‘las guitarras estaban acabadas´. Todo es EDM y programación. Y eso es lo que la gente quiere escuchar.” Gracias a Dios ellos demostraron que todos estaban equivocados”.

La banda podría haber optado por trabajar con creadores de éxitos como Max Martin tras el éxito de su primer álbum, pero eligieron seguir con Feldmann. Él es justo uno de los veteranos del punk pop que trabajan con 5SOS – Deryck Whibley de Sum 41, de Alex Gaskarth de All Time Low y Benji y Joel Madden de Good Charlotte también co-escribieron con la banda.

5SOS también son grandes fans de Creed y Nickelback. “Creo que los australianos son naturalmente adictos al “cock-rock”, dice Hood. “Porque me encanta.” La banda incluso hizo una sesión para co-escribir con Chad Kroeger hace poco, pero no funcionó. “Fue sólo una pinche canción de Nickelback “, dice Irwin.

A la banda le encanta hablar de Kroeger. “Ordenó 12 tiras de pollo y una ensalada César”, dice Irwin. “Fue muy divertido”. Hood baja su voz una octava para imitar Kroeger:”‘… Carajo, estoy muy poco saludable, pido esto todos los días”.

“Al final del día, él estaba como, ‘Mierda, me siento estresado'”, dice Irwin. “Decía ‘Ustedes nunca ven mierda en Internet?’ Preguntamos, ‘¿Qué tipo de mierda?’ y El: ´Cosas de chicas, chicas calientes bailando. Así que va a YouTube y escribe ‘chicas calientes bailando’ en la búsqueda. Y nos sentamos allí viendo chicas calientes bailando. Fue un movimiento de papá-en-internet espeluznante”. “Como un padre tratando de encontrar pornografía”, dice Clifford, escribiendo, “‘Porn.com!'” “Eso fue sin duda cuando yo era más joven – porno gratis”, dice Hood. “No quiero nada de esa mierda de suscripción. Quiero las cosas gratis”.

¿”Ustedes alguna vez Googlean imágenes de ‘tetas’?” dice Clifford. “Cuando tenía 11 años, yo solía quitar la “búsqueda segura” en Google. Ah caray, esto no está ayudando al artículo en absoluto, ¿verdad?”

Good Charlotte fue el primer concierto de rock de Hemmings, en Sidney, cuando tenía 12 años de edad. “Ellos son la razón por la que quería estar en una banda”, dice. “Yo podía relacionarme con una banda de un pequeño pueblo, hablando sobre el deseo de salir”.

Ahora, 5SOS están regresando el favor: Good Charlotte había pasado de tocar en el Madison Square Garden para actuar en el House of Blues en Myrtle Beach, Carolina del Sur, cuando decidieron hacer una pausa hace unos años y pasar tras bambalinas funcionando como productores. Entonces Feldmann los puso en contacto con 5 Seconds of Summer y escribieron canciones en sus dos álbumes. “Nos inspiramos en realidad,” Benji Madden dirá en el escenario esta noche. “Y tenemos el gusanillo del pop-punk de vuelta!” Esta noche es el primer concierto lleno de los Maddens en casi cinco años.

Mientras come Hemmings, sostiene la mano de su novia, Arzaylea, una pequeña morena de 21 años de edad, con un piercing en la nariz y una camisa que dice “preferiría estar comiendo”. Mientras Hemmings le habla al oído, ella mantiene su mano en sus pantalones, frotándole la pierna. Se conocieron en una reunión en Los Ángeles hace tres meses. La fiesta fue “muy mala”, pero Hemmings se impresionó cuando ella le dijo que su banda favorita era Maine, un grupo emo de Arizona. Él la invitó a la casa de 5SOS alrededor de las 3 de la mañana, y han estado juntos desde entonces. Trató de mantener su relación en secreto durante semanas, saliendo de los coches por separado para evitar a los paparazzi, pero esta noche me parece se ha dado por vencido. “Es difícil”, dice. “Una de las cosas raras es que quieres que sea un secreto, pero no quieres que sea un secreto”.

Arzaylea creció en Austin y Nueva York y fue a la escuela de belleza Aveda Institute. “Yo no uso eso ahora”, dice. ¿Qué hace ella? “Soy una persona influyente en Internet”, dice ella. “Acabo de publicar imágenes. Es muy fácil”. En una sección de preguntas y respuestas en línea, alguien le preguntó: “¿Alguna vez te preocupas por el dinero para el futuro, ya que no tienes un trabajo de tiempo completo y no vas actualmente a la escuela?”

“No”, respondió ella. “Fondo fiduciario”.

Arzaylea se ha convertido en una villana para las obsesionadas fans femeninas de Hemmings; el universo en línea de 5SOS está lleno de conspiraciones sobre ella – que ella está usando a Hemmings por su fama, especulando que ella tiene en realidad 25 años y no 21, que es una marioneta pagada por el management para crear problemas y publicidad. Han desenterrado agrios tweets de ex novios. “Todas ustedes me odian porque no me conocen”, escribió ella a las fans. “Yo no uso para nada a nadie. Yo soy de fiar puedo hacer todo por mi cuenta”.

Hemmings y Arzaylea se toman de las manos, mientras caminan unos metros hasta el Troubadour. Minutos después Good Charlotte están en el escenario, entregando de un repertorio cargado de éxitos. Entre canciones, hacen bromas acerca de ser viejo y de abandonar la escuela antes de la práctica de la banda. “Vamos a llevarlos de nuevo a 2001”, dice Joel Madden antes de “Little Things”. Hemmings rebota en su asiento, cantando cada palabra. Cuando la fila VIP se llena, Arzaylea sube a su regazo y se exponen. Cuando la banda da una nota de salida a 5SOS, ellos levantan sus puños.

Después del concierto, 5SOS se dirigen detrás del escenario donde Nicole Richie, la esposa de Joel Madden, conduce a los invitados a un vestidor. Los Maddens están conversando con ejecutivos de la música sobre su reaparición. Cuando ven a la banda, todo el mundo se abraza. “Le debemos mucho a estos chicos”, dice Benji Madden. “Estábamos, como acabados. Y luego pasamos como nueve meses juntos. Verlos convertirse en la banda que son… Los adoro chicos. No sé lo que haría sin ustedes”.

“Estos son mis hermanitos”, dice Joel, palmeando a Hood en la espalda. “Gracias por venir a nuestro concierto esta noche. Ustedes nos hicieron ver cool”.

Hemmings, Hood y Clifford se conocieron en el Norwest Christian College, una pequeña escuela privada en un suburbio al norte de Sydney, donde los estudiantes llevan chaquetas y “los maestros usan su propia experiencia como cristianos para enseñar desde una cosmovisión bíblica en todas las áreas del currículo”, de acuerdo con al sitio web. “Fue muy estricta”, dice Clifford. (Cuando se le preguntó si él es religioso, Clifford dice que en estos días no van a la iglesia, pero “cada vez que voy a casa, mi familia me recuerda lo bendecido que soy y todo eso”).

Hemmings se describe a sí mismo como un estudiante “agresivamente promedio”; su madre era profesora de matemáticas y su padre, dueño de una empresa de limpieza de albercas. Clifford y Hood se conocieron desde hace años; Hemmings llegó a Norwest en séptimo grado. “Era algo así como el tipo cool”, dice Clifford, cuyos padres tenían un negocio de computadoras. “Era una especie de idiota. No nos caimos bien por un tiempo”, dice Hemmings. “Yo era gordito. Mi voz no se había roto. Michael era alto y flaco y tenía un buen cabello, así que yo era como, ‘Que se vaya a la mierda este tipo'”.

Adam Day, el profesor de música de los chicos, ha dicho que Clifford mostró más ambición desde el principio: “Michael siempre me dijo:” Yo voy a ser una superestrella un día’. “Pero fue Hemmings el que primero se comprometió en serio en YouTube, publicando un cover de “Please Do not Go”, de  Mike Posner en el 2011, a la edad de 14 años. Gracias al aspecto de Hemmings y a la interpretación inestable pero entrañable, el video se anotó 40.000 vistas en unos pocos meses.

Hood – quien estaba lo suficientemente metido en el fútbol como para haber visitado un campo de entrenamiento en Brasil – y Clifford se unieron a la acción. El trío sería multitud alrededor de la cámara y cantaría “Next to You” de Chris Brown y Bieber, misma que obtuvo 600.000 vistas. Hacían bromas fáciles entre ellos y los fans en línea: “Suscríbete, dale like y toda esa mierda”, dice Clifford. “Nos dimos cuenta de lo que la gente gusta de nosotros”, dice Hemmings. “No éramos idiotas. Nos estábamos haciendo los mamones en la cámara y a la gente le gustó”.

“Tenían esta energía nerviosa”, dice su primer manager, Adam Wilkinson, quien se reunió con ellos cuando los tres recorrieron el Studio 301, uno de los mayores estudios de grabación de Sydney, en la primavera del 2011. Ese diciembre, reservaron su primer show en un inmueble local llamado Annandale Hotel. Ellos necesitaban un baterista y se acercaron a Irwin que era la mitad de un grupo de pop acústico local. La banda dice que sólo 12 personas se presentaron para el concierto. “Hubo una audiencia mucho más grande en Internet”, dice Irwin. “A nadie le importaba de dónde éramos. Pero la gente en línea en Noruega y Suecia estaban viendo y diciendo:” Eso está bien’.

Después de reunirse con la banda y la mamá de Hemmings, Wilkinson escribió un plan de 12 meses para que 5SOS se convirtiera en un gigante del pop. Él comienza a leer una estrategia de marketing que presentó a la banda: “Musicalmente, 5SOS puede ocupar el espacio entre One Direction y [la boy band del Reino Unido que toca la guitarra] McFly. Son jóvenes, atractivos, adolescentes, alcanzables, y tocan sus instrumentos. Mientras no puedan cruzar el reino de pop punk, pueden permanecer al margen y capturar el final de ese mercado”.

Al igual que los Fab Four, cada miembro 5SOS tendría una sencilla personalidad. Luke era el silencioso. “La idea era hacer que los fans sintieran un poco de misterio a su alrededor”, dice Wilkinson. “Michael desde el primer día quería ser una estrella de rock. Así que tratamos de acentuar eso. Calum siempre supuso ser el creativo. Ashton fue el serio”. Wilkinson molestaba a los chicos para que tweetearan a sus fans: “Yo estaría revisando sus Twitters -“Bueno, chicos, Ashton ha hecho esto, ¿por qué diablos no lo has hecho? “Oh, lo siento, se me olvidó. Estuve ocupado en la escuela”.

En mayo del 2012, la banda salió de gira por primera vez, un recorrido de tres ciudades en clubes australianos con capacidad de 200 personas que dice Wilkinson todos se agotaron en menos de dos minutos. “Todavía no puedo entender cómo estallaron tan rápido”, dice. “En tres meses, estos chicos pasaron de la nada a agotar las entradas de sus conciertos en tres ciudades que muchas bandas conocidas luchan para vender”.

Las apuestas se fueron para arriba cuando la banda atrajo el interés de Modest Management, la compañía de Londres que maneja a One Direction. El co-fundador de Modest, Richard Griffiths, voló a Australia para persuadir a 5SOS de que se trasladaran a Londres. La banda llegó al Reino Unido en diciembre de 2012, un mes después de que Louis Tomlinson de One Direction había twitteado un enlace de YouTube de 5 segundos de”Gotta Get Out”, la primera canción original de Summer.”He sido un fan de esta banda durante algún tiempo, todo el mundo llega detrás de ellos”, dijo.

Apoyo como ese no llegó gratis: Según los informes, One Direction posee una participación del 50 por ciento en 5SOS LLP, dándoles una porción de las utilidades por la música y las mercancías de la banda. A los pocos meses del tweet, One Direction anunció que 5SOS abrirían para ellos en su gira de conciertos; después de menos de dos docenas de presentaciones, 5SOS estaban tocando en la Arena O2. Cuando aterrizaron en Miami para una parada de la gira, 200 niñas los estaban esperando fuera del aeropuerto.

Hemmings dice que aprovecharon al máximo la atención. Eran más salvajes en sus primeras giras, cuando iban a los bares a mezclarse con los fans después de los conciertos. “Cuando pones a cuatro jóvenes de gira en un autobús, tocando en teatros, arenas, entonces supongo, vas a tener sexo con muchas chicas”, dice Hemmings. “Pasamos un buen rato”. ¿Varias chicas en una noche? “Siento que no debería decirlo”, dice con una sonrisa. “Se podría decir que la posibilidad de eso es alta”. ¿Varias chicas al mismo tiempo? “La posibilidad es alta”, dice de nuevo. Ésboza una sonrisa diabólica. “Las posibilidades son infinitas”.

“Tenía la atención de todas estas chicas a las que nunca les había tocado en la escuela, viniendo a mí diciendo cosas y entregándome sus números”, dice Hood. “Fue como, ‘Mierda, carajo Siii!” Fui un poco imprudente”.

En el 2014, un video que Hood había tomado a una chica – en el que se filmó a sí mismo mirando en el espejo con el pene de fuera – apareció en línea. Ya había ocurrido en realidad un tiempo antes – se pudo decir por su falta de tatuajes. “Fue una especie de bendición, en cierto modo, porque en realidad nada tan malo podría sucederme otra vez”, dice, fumando en el porche de la casa de la banda. “Si saliera otra foto de mi pene, sólo será, como, ‘Oh! Es su pene de nuevo'”.

Además, el vídeo le ganó a la banda mucha publicidad. “Ahora, estoy trabajando en la cinta sexual”, dice Hood. “Voy a llamar a Pamela arriba, como, ‘Hey, ha pasado un tiempo. Realmente necesitamos para impulsar a esta banda hacia arriba!'”

Puede que no sea Sid Vicious, pero Clifford ha sido la oveja negra de 5SOS desde los primeros días, cuando Irwin tenía que ir a la casa de Clifford para despertarlo para la práctica de la banda. Es un poco escamoso – se perdió un concierto en Nueva York después de haber perdido su pasaporte- y también es el más propenso a los accidentes: En noviembre pasado en Londres, se cayó del escenario en los primeros 10 segundos de una aparición en una entrega de premios, después de un salto fallido, cayendo en el foso de la orquesta. “Mi talón se jodió”, dice. Más aterradoramente, Clifford entró en una explosión pirotécnica en la Wembley Arena en junio; su pelo y la camisa quedaron atrapados en el fuego, mandándolo retorciéndose por el escenario. Fue al hospital y estaba bien, pero aterrorizado por un momento cuando no pudo abrir sus ojos.

En una nota más personal, Clifford interrumpió el set en un concierto en un anfiteatro de Michigan a finales de ese verano: “Estaba arreglando algunos problemas con mi salud mental”, dijo a la multitud. “Acabo de ver a un terapeuta muy rápido en el descanso que tuvimos”.

Clifford dice que sufre de problemas de “autoestima, soledad, un poco de depresión” y ha estado tomando demasiadas pastillas para dormir por la noche. Hace dos semanas, en Amsterdam, alcanzó un “punto de quiebre” y llamó al actual manager de la banda, Matt Emsel. “Le dije: ‘Me voy a casa, he terminado'”, dice Clifford. “Voy a la clandestinidad para, un mes o dos”. “Él cedió, pero dice:” He estado triste como el infierno últimamente. “Después del anuncio en el escenario, los fans tuitearon estimulando a Clifford con el hastag #WeLoveYouMichael. “Me he convertido, como en un defensor de la salud mental, ¿sabes?” él dice, un poco incómodo con el papel. Irwin protege a Clifford, diciendo que él se refería a que las luchas del guitarrista iban a ser “tomadas como una especie de mercadotecnia de mierda”.

Irwin estaba feliz de ver a Clifford sonriendo cuando su madre lo visitó en la carretera recientemente. “Michael ama el hogar”, dice Irwin. “Le encanta estar encasa con su puta computadora. Ahí es donde lo recogimos y ahí es donde tenemos dejarlo de nuevo. ¿Sabes lo que quiero decir? Michael, si dejaste la computadora durante un par de años, te regresaremos allí eventualmente. Sólo que te necesitamos ahora para esta banda”.

En la semana anterior a los AMAs, Clifford se molestó cuando un sketch con el anfitrión nocturno James Corden se pasó. En el boceto, Corden actuó como el quinto miembro de ficción de 5SOS, que cómicamente atacó después de que fue expulsado del grupo. Pero en la grabación, la banda siguió pisando las líneas de Corden y el anfitrión se enfadó. Sus bromas a expensas de la banda parecían ser más duras, y él señaló a Clifford: “Puedo encontrar a un imbécil con el pelo rojo siete días a la semana ¿Crees que eres el primer chico en teñirse el cabello y estar en una banda? Eres como un cliché de todos los músicos de mierda”.

Clifford estuvo un poco sacudido después. “Eso fue realmente extraño”, dice caminando a un supermercado cercano. “Esa fue la promo más difícil que he hecho”. (Las líneas más malas terminan siendo cortado desde el bit final). Irwin tiene una opinión diferente, mencionando brillantemente que él consiguió un elogio de una productora. “Ella me dijo que era bueno en la improvisación”.

Wilkinson atribuye la conducción de Irwin a su infancia difícil. Su padre abandonó a su familia cuando Irwin tenía dos años; Irwin ayudó a su madre a criar a su hermano menor y a su hermana, que tenía un padre diferente. “Ella ha tenido momentos en los que ha estado deprimida y bebía demasiado, y eso fue difícil para mí”, dice. Irwin fue el único miembro de la banda en graduarse de la preparatoria, antes de partir hacia Inglaterra; él fue un nadador estrella y vicepresidente de su generación, y tomó clases de actuación adicionales. A pesar de que tuvo un momento difícil al dejar a sus hermanos cuando 5SOS dejó Sydney, Irwin sabía que no podía dejar pasar la oportunidad. “Creo que estaba en un lugar diferente”, dice. “Para mí, mi vida era mucho más estresante en casa”.

“No me detuve por mi pasado”, añade. “Soy un adulto.” Él hace ejercicio a diario (“Miro a Sting y Bruce Springsteen – están en perfecto estado y son fabulosos en el escenario”) y se esfuerza por conectar con la gente de la industria de la música, gravitando después del ensayo de los AMAs para hablar con algunos chicos que estaban cerca de la consola de sonido. “Esas son las mismas personas que hacen el evento de la Víspera de Año Nuevo de Dick Clark,” dice. “Un día, serás 60 en las listas y tendrás que pedirles un favor, y esas son las personas que te ayudarán. Es importante”.

Clifford e Irwin se enfrentan por diferencias creativas. “Ha habido momentos en los que yo digo ¿por qué estamos peleando tanto?'”, Dice Clifford. Clifford tiende a escribir canciones más oscuras, pesadas, como “Jet Black Heart”. Irwin se inclina más hacia lo comercial. Empujó su primer gran sencillo “She Looks So Perfect” (con el coro “Te ves tan perfecta allí de pie / En mi ropa interior de American Apparel”). Irwin dice con emoción la historia de la letra: Su novia  co-escritora olvidó su ropa interior una vez, así que llevaba la de él. “Dijimos, ‘Eso es muy cool'”, dice Irwin. “Me di cuenta enseguida. Me encantó, porque era peculiar. Sabía que eso nos iba a impulsar. Michael la odió”. “Me preocupa mi banda”, añade. “Yo me preocupo por ellos. De vez en cuando, alguien va a experimentar una angustia y sentirse deprimido y sentirse loco y de fiesta todos los días. Quiero que lo superen. Tenemos que hacer que funcione”.

Hasta el momento, está funcionando. Hoy, la banda está apretujada en un sofá, vestidos con divertidos sombreros de copa, respondiendo a las preguntas en una grabación de Ryan Seacrest para su New Year’s Rockin’ Eve. Una periodista rubia con un vestido brillante pregunta qué lecciones han aprendido este año. “Mira por dónde vas”, dice Irwin. “Y mira por donde va Michael”.

Clifford es lento y un poco amargado; él estuvo de fiesta tarde con Josh Dun de Twenty One Josh Dun Pilots, legador del Fleshlight. Clifford salió como el noqueador de 5SOS con sus sencillos  “Hey Everybody!” y “She’s Kinda Hot,”pero después, con la multitud aún vitoreando, salió del escenario y fue tras bambalinas, a los camerinos. “¿Estás bien?” dice uno de los managers de la banda, poniendo su brazo alrededor de él.

Los compañeros de banda se detienen para una breve sesión de fotos, haciendo sus mejores caras de punk – Hemmings saca la lengua, Irwin hace muecas, Hood pone una pistola de confeti en su entrepierna y dispara. Clifford entrecierra los ojos y levanta las cejas. Pero él parece miserable.

El estado de ánimo de Clifford se aclara más adelante en el camerino cuando Irwin se presenta con un regalo de cumpleaños de la banda, que Irwin había estado planeando durante meses: dos guitarras Gibson Les Paul Junior negras, a la medida. ¡”Mierda santa!” dice Clifford, abriendo el primer estuche, poniendo sus manos en el rostro. Cuando ve a la segunda guitarra, él grita: “Este es el mejor día de mi vida Oh, Dios mío Santo. Esto es, literalmente, la última maldita cosa que esperaba!!!!” Él le da a Irwin un gran abrazo.

En el nuevo año, la banda planea vivir en lugares separados: Hemmings y Clifford van a compartir un hogar, y Hood e Irwin otro. “Con el tiempo, vamos a llegar a una edad en la que no podremos estar alrededor el uno del otro 24/7”, dice Clifford.

Pero parecen darse cuenta de que ser una banda es lo que los diferencia de casi todos los demás a su nivel, y quieren aferrarse a eso. Sienten lástima por estrellas pop en solitario, agazapados con ayudantes pagados en entregas de premios. “Amigos de nadie”, dice Irwin. A pesar de las tensiones, irán de vacaciones juntos a Indonesia durante las vacaciones. “Es necesario trabajar en la relación de la banda, al igual que en una relación romántica”, dice Irwin.

El momento favorito de la banda de Clifford año pasado, no fue en el escenario, o cuando estaban siendo perseguidos, o cuando su disco llegó al número uno. Fue en Milán, cuando 5SOS pidió cinco minutos a solas durante una parada de la gira, lejos de su séquito. Fue entonces cuando Hood comenzó a subir por la ventana, hacia el estacionamiento. Los otros le siguieron. “Dijimos esto va a ser la broma más grande de la historia'”, dice Clifford. “Cerramos la ventana, saltamos y nos escondimos en el estacionamiento y vimos a nuestros manager yendo a la habitación. “Abrieron la puerta y dijeron, ‘¿Dónde han ido los chicos?'”, él continúa. “Entraron en el cuarto de baño y todo eso. Empezaron a volverse locos.” Mierda, se han ido todos'”.

Pudimos haber corrido, dice Clifford sonriendo. “Pudimos habernos ido muy lejos”.

Comentarios